Los números de Rodrigo Odriozola: El meta charrúa registra un promedio de solo un 0,81 goles recibidos

El portero de los “Diablos Rojos” ha jugado 11 partidos hasta el momento –de los cuales todos ha iniciado como titular-, lo que en tiempo jugado se traduce en 990 minutos. De los cuales solo ha recibido nueve goles en contra, por lo que registra un promedio de 0,81 goles recibidos por partido. 

En los 11 partidos disputados ha recibido 42 disparos a puerta, de los que en 31 ocasiones han resultado en atajadas o intervenciones, nueve han sido goles y dos han impactado en los postes. Por lo tanto, registra un porcentaje de disparos a puerta atajados (por partido) de un 0,76%.

Por otro lado, en dos ocasiones ha mantenido su arco en cero, por lo que se anota con un porcentaje de partidos sin goles de un 0,18%. Además, hasta el momento ha participado de dos tiros penales, en el cual uno lo atajó y el otro fue gol.

Rodrigo Odriozola expresó su visión sobre la temporada, tanto en lo colectivo como en lo personal. “En lo grupal, los resultados son la consecuencia de tu forma de jugar, creo que debemos mejorar un montón como equipo, puesto que hemos demostrados en otras instancias de que podemos rendir mucho más”. No obstante, el meta rescató lo bueno y expresó que “también hemos sido eficaces. Hemos conseguido una buena base de puntos en la tabla”.

En lo individual, el golero destacó que “los números expuestos reflejan el gran trabajo que ha hecho el profe ‘Carri’ (Ricardo Carrillo) en conjunto conmigo, el ‘Migue’ (Jiménez) y Celso (Castillo). Todos entrenamos duro y eso levanta la vara para tener un buen nivel”. El golero agregó que “también la baja cantidad de goles recibidos es producto de toda la parte defensiva del equipo, creo que nuestro trabajo ha sido bueno, y nuestro déficit se resolverá cuando volvamos a encontrar el juego fluido y esta búsqueda de la perfección es necesaria porque nos hace crecer un montón”.

En relación a los tres partidos restantes, Odriozola recalcó que “cuando nos imaginamos los partidos, siempre esperamos lo mejor. Esta semana un poco más larga nos sirvió para preparar de mejor manera el próximo encuentro que es ante un rival duro (Cobreloa), que ha pasado por semanas un poco convulsionadas pero que de igual forma están tratando de escalar en la tabla”.

En cuanto a San Luis advirtió que “será un desafío jugar en esa cancha, puesto que en el pasto sintético nos ha costado desenvolvernos de la mejor manera, de hecho, en las canchas sintéticas no hemos tenido nuestro mejor desempeño, pero eso nos motiva a dar nuestra mejor versión”.

En lo que corresponde a Barnechea afirmó que “con todos los equipos ha sido una tarea difícil, esperamos que sigamos con nuestra racha jugando como local. A pesar de que no estamos en Chillán con nuestra gente, que siempre nos da su apoyo”. 

Pero reconoce que en Talcahuano se han acostumbrado a jugar y que se han adecuado a la situación. El arquero de Ñublense dijo que “debemos apuntar a mejorar el rendimiento, antes que pensar en ganarle a un equipo en específico”. El meta se refirió a cuál es el objetivo de final de temporada –para el que restan 17 fechas- ante esto, aseveró que “yo quiero salir campeón, todos en el plantel queremos salir campeones. No obstante, del querer al poder hay un trecho, pero de querer queremos”. 

Finalmente, subrayó que “todos los equipos que están metidos arriba quieren levantar la copa, por lo que es una tarea dura, teniendo en cuenta la cantidad de fechas que faltan y todos los puntos que están en juego, vamos a tener que pelear más duro, pero campeonar es lo que todos queremos”.

Por José Tomás Oliva.