Agonía hasta el final: Ñublense le ganó a San Luis en el último minuto de juego

Los Diablos Rojos desataron la locura en el Nelson Oyarzún tras vencer con dos goles de Nicolás Vargas a San Luis de Quillota en el último suspiro del encuentro. Con el triunfo, los chillanejos siguen firmes en el liderato exclusivo de la Primera B, con 36 puntos. A seis de sus escoltas: Rangers, Magallanes y Melipilla. 

Ñublense logró ponerse rápidamente arriba en el marcador. Cuando iban sólo tres minutos, Nicolás Vargas puso el uno a cero parcial del encuentro, tras un córner lanzado por Iván Rozas. Posterior al gol, los dirigidos por Jaime García perdieron la posesión del balón y los “Canarios” comenzaron a producir llegadas de peligro. 

No obstante, durante la primera mitad del encuentro, los quillotanos no lograron anotar la igualdad, ya que Miguel Jiménez intervino de buena manera cuando se le exigió. 

En el complemento se desarrolló un partido difícil, ya que, los comandados por Marcelo Raya seguían con su afán de empatar el cotejo. Tras varias ocasiones, llegó el gol de San Luis, gracias a un pivoteo en el área de Sebastián Parada e Ignacio Vázquez finalmente que la empujó con la cabeza para dejar todo en tablas.

En los minutos finales, Ñublense mostró otra cara y consiguió acercarse al arco rival. Sin embargo, el portero quillotano no dio ventajas y el 2-1 no llegaba. De hecho, en la recta final del encuentro, el cuadro amarillo tuvo la oportunidad de ponerse en ventaja con una contra, pero por fortuna del puntero, no lograron concretar la embestida.

El partido y el empate estaban prácticamente sellados. El cuarto árbitro adicionó cuatro minutos y los Diablos Rojos no dudaron en volcarse en el área rival. Corría el minuto 94, la última jugada, el último suspiro y la oportunidad final. Nuevamente –tal como sucedió 89 minutos atrás- Rozas fue el encargado de patear el córner y Nicolás Vargas triunfó en las alturas de la caldera roja, el balón impactó en el horizontal y caprichosamente entró. 

Finalmente, y tras la evidente frustración de la escuadra de la región de Valparaíso, los jugadores visitantes se vieron envueltos en una discusión con Mario Briceño. Producto de esto, el juez central, Diego Flores, decidió expulsar a Bahamondes y Briceño, para luego, finalizar el agitado encuentro. 

Tras el triunfo, los de la región de Ñuble se siguen afianzando en el liderato exclusivo del torneo, con 36 puntos. En tanto, los de Quillota bajaron a la duodécima posición, con 19 unidades. En la próxima fecha, Ñublense deberá visitar Deportes Puerto Montt. 

Por José Tomás Oliva.