Miguel Jiménez: El arquero que busca repetir la hazaña del 2012

El guardameta oriundo de Coltauco recordó su primer paso por los Diablos Rojos y comentó sobre el presente que vive en la ciudad de Chillán, donde espera repetir la hazaña del ascenso en el año 2012. 

Miguel Hernán Jiménez Aracena, arquero de 40 años, vive su segundo periodo en el elenco de Ñublense, tras haber vestido la camiseta roja en las temporadas 2011 y 2012, obteniendo el último ascenso de nuestro club, hasta la fecha, a Primera División.

Miguel, ¿Cómo recuerdas tu llegada a Ñublense en 2011? 

“Llego en 2011 con mucha ilusión. Venía de Iquique, habíamos hecho una super buena campaña en Iquique, no había jugado mucho eso si. Recuerdo perfectamente que el último día previo a que se vayan a pretemporada, que nos fuimos a pretemporada, a Villa Alegre, con el profe “Lucho” Marcoleta, me integro a ese plantel que tenía tremendos jugadores como el “Benja” Ruiz, Jonathan Cisternas, Eros Pérez, Reinaldo Navia… Entonces era una ilusión muy grande. Llegar a una ciudad que me recibieron con mucho cariño, evidentemente al inicio no me conocían mucho a pesar que llevaba varios años jugando en mi carrera, pero bastó que, gracias a Dios, debutara con (Universidad) Católica en San Carlos de Apoquindo, creo que fue en la séptima fecha de ese año, hice un tremendo partido… atajé un penal, hice un muy buen partido y esa fue mi carta de presentación. De ahí en más el cariño ha sido inmenso desde la hinchada conmigo, la gente y es recíproco la verdad. La verdad es que súper recíproco porque me hicieron sentir muy en casa y creo que fue una de las razones por las que optamos, en familia, decidir poder volver el año pasado ya que se había dado la posibilidad”. 

¿Cómo recuerdas el ascenso del 2012?

“Bueno, en 2011 terminamos descendiendo con el profe Carlos Rojas, que se queda finalmente después de haber sido ayudante del ‘Peineta’ (Garcés). Habíamos logrado revertir en parte la amarga campaña que se había hecho durante el año. Con el profe ‘Chifli’ habíamos repuntado bastante. Desgraciadamente Alexis (Viera) se lesiona a mitad de año, sigo jugando yo y me termino lesionando en noviembre de ese año, cuando aún nos restaban cuatro o cinco partidos de ese año para poder mantenernos. Me corto el cruzado, lamentablemente termino fuera y finalmente terminamos perdiendo la categoría… y te lo cuento porque desde ese grupo se quedó la gran mayoría. Se parte por dejar al profe Carlos, se deja una base grande de ese equipo y llegan al siguiente año el mismo ‘Toro de Fresia’ (Isaac Díaz), que marcó diferencias ese año en el equipo, el ‘Migue’ Orellana y varios más… Hicimos tremenda campaña. Había un grupo tremendamente bueno en lo humano y realmente bueno. Nos juntabamos mucho, teníamos mucha convivencia fuera y era un grupo super compacto. El ‘Chifli’ fue super inteligente en ese sentido y le daba mucha importancia a eso, a lo grupal. Aparte en lo deportivo nos acompañaron mucho los resultados, recuerdo que tuvimos cerca de 20 partidos invictos. Hicimos una tremenda campaña que al final la terminamos coronando con ese tremendo ascenso que se logró en 2012… sin dejar de ser emocionante con los penales en Santiago contra Barnechea, así que se recuerda con mucho cariño y de ese grupo mantenemos el contacto con muchos muchachos hasta el día de hoy”.

En la actualidad, ¿Cómo ves al equipo en la recta final del torneo?

“Se ve bien el equipo. La verdad es que a pesar que nos sucede esto de tener algunos contagiados, que estaba dentro de las posibilidades que le sucediera a cualquiera, teníamos ese viaje a Calama que finalmente nos termina por contagiar a varios de los muchachos, pero lo conversamos en la semana… hablamos mucho con Alexi (Ponce), nuestro psicólogo, y nosotros, los más grandes, también estábamos convencidos de que, viendo el vaso medio lleno, esto nos va a servir de descanso. Más allá de que igual mantuvimos los entrenamientos online para poder mantener la parte física. Desde lo mental te desconectas un poco, aparte los resultados de los otros equipos te acompañaron un poco, pero claramente nada de eso nos va a servir si nosotros no volvemos a ratificar lo que veníamos haciendo. Creo que en ese sentido el equipo lo tiene súper claro, sabemos que nos quedan 7 partidos y que debemos jugarlos como lo hemos hecho todo el año, cada partido lo hemos jugado como una final, cada partido es el más importante. Estamos totalmente convencidos”.

Hasta la fecha llevas más de 3.000 minutos con la camiseta de Ñublense, ¿te gustaría seguir aumentando esta cifra?

“Bueno, yo no tenía tan claro la cantidad de minutos que llevo con la camiseta y la verdad es que, evidentemente, uno siempre quiere sumar la mayor cantidad de minutos. Por el momento no me ha tocado jugar mucho, en otros torneos sí, el año pasado terminé jugando el torneo, hicimos una campaña muy buena. En 2012 también. Hoy por hoy, claramente uno quiere alargar lo que más se pueda las carreras de cada uno. Hoy tengo 40 años… muchas veces uno piensa, y hay cosas que te hacen tambalear un poco y te hacen dudar, y piensas en dejar la actividad… me ha pasado muchas veces. Pero la verdad es que confío tanto en Dios y me ha abierto puertas de manera muy impensada muchas veces y hoy no es la excepción. Con 40 años recibo el llamado, hace unos días, de un equipo importante de la división poniéndome sobre la mesa que querían contar conmigo para el siguiente torneo, pero evidentemente lo mío, lo primordial para mi y lo principal es poder alargar mi carrera acá, en Ñublense, donde yo quiero estar y me siento bien, en donde me hacen sentir bien y me hacen sentir importante… y la verdad es que lo he sido. He sido importante, más allá de que uno de repente se pone muy humilde y trata de no hacerlo o sentirse tan importante, pero la verdad es que sí. Desde adentro de hacen sentir y desde afuera también. Tus compañeros, con el respeto que te muestran a diario, te demuestran que eres importante. Entonces siento que todavía tengo algo por entregar, tiempo por entregar, físicamente me siento bien. No llegué a jugar 21 años en el fútbol profesional por amistad ni por lindo porque no lo soy (jajaja), así que por algo llegué a 21 años y siento que todavía puedo seguir alargando eso”.

Finalmente, ¿Te gustaría repetir la hazaña del 2012? ¿Por qué?

“Evidentemente desde el inicio de cada año todos los equipos se proponen llegar a pelear estas instancias, lo que estamos peleando hoy que es el ascenso. Claramente, si tú me lo preguntas, es casi obvio en decir que sí me gustaría repetir esa linda hazaña. Ya bien avanzada mi carrera lo voy a disfrutar, seguramente, de manera distinta, lo veo de manera distinta y para los muchachos también podría ser enriquecedor poder vivir estas experiencias a más corta edad. Claramente esto te abre muchas puertas, te valorizas dentro del medio, sobre todo para los más muchachos, y siempre es rico estar ganando y logrando objetivos y cosas importantes. Una cosa que en el fútbol habitualmente no pasa. Son muy pocos los tocados con la varita que pueden ser campeones todos los años o que están siempre conviviendo con cosas importantes. Generalmente las carreras de los futbolistas tienen un divagar de altos y bajos, que muchas veces son más veces bajos que altos o momentos no tan agradables. Yo lo estoy disfrutando desde el inicio. Lo he disfrutado mucho el estar peleando la punta todo el año, el estar primero todo el año. No es una situación fácil, entonces creo que en el fútbol no existen merecimientos, pero la verdad es que hemos hecho bastantes méritos para poder coronarnos como queremos el año, entonces vamos a seguir haciendo ese mérito y vamos a seguir intentando hacer ese mérito dentro de lo que queda y poder coronarlo como todos queremos, cerrar el año o empezar el que viene con un objetivo logrado importante para todos, para nosotros, la ciudad y la hinchada. Yo lo sé… te lo hacen sentir y te lo dicen que están esperando con muchas ansias este término de torneo, así que claramente me encantaría poder repetirlo y poder continuar acá con la camiseta de Ñublense por un tiempo más y quien sabe que después del logro pueda torcer la mano a mi señora y poder quedarnos en la ciudad”.

Miguel Jiménez ha sumado cerca de 300 minutos en el presente torneo de la Primera B 2020, realizando un buen cometido en los encuentros que le ha tocado disputar.