Ñublense ganó, gustó, goleó, salió campeón y ascendió ayer en el Nelson Oyarzún Arenas

En una demostración del buen fútbol, los Diablos Rojos le ganaron por cinco goles a cero a Deportes Copiapó, y a falta de dos fechas para que culmine el torneo, Ñublense se consagró como triunfador del Campeonato Nacional Juegaenlinea.com.  

El club de las 21 comunas inició dominando el encuentro, puesto que, a los 19 minutos, Mathias Pinto sacó un derechazo desde unos 20 metros del pórtico rival y marcó el uno a cero, desatando la locura en el mítico. Seis minutos más tarde, David Escalante puso el dos a cero parcial, luego de una buena jugada colectiva de los rojos. 

Y la clase magistral del poder ofensivo no terminaba, ya que, a los 29’, Mathias Pinto incrementó a tres goles de ventaja, tras un error en la zaga defensiva de los nortinos, que la presión alta del club chillanejo no perdonó. Así, se iban al descanso ambas escuadras, con el marcador indicando tres goles a cero. 

Luego, en el complemento, el cuadro de la capital regional de Ñuble siguió demostrando su buen nivel, y a los 49´, Oscar Ortega marcó el cuarto, tras una buena habilitación del “Chiquito” Escalante. Minutos más tarde, a los 52’, Iván Rozas mete un preciso pase filtrado para que Oscar Ortega repita la entonación del grito sagrado, sentenciando el encuentro y desatando la algarabía en la familia ñublensina. 

Con el marcador 5-0 y el reloj en los 90´, el juez central, Rafael Troncoso dio el pitazo final y Ñublense se coronó campeón de la Primera B, además de ascender –tras cinco temporadas en la “B”- a la máxima categoría del futbol chileno.

El próximo desafío para los dirigidos por Jaime García será este miércoles a las 19:15 horas, frente a Unión San Felipe en el Nelson Oyarzún Arenas. 

Por José Tomás Oliva.